Brochure, lo ideal para una buena imagen empresarial

Brochure, lo ideal para una buena imagen empresarial

¿Por qué es importante tener un brochure para tu empresa? Se trata de la presentación de tu negocio. No se trata de un simple folleto, de un simple papel. Se trata de tu imagen corporativa plasmado en un formato tradicional y si lo deseas digital.

¿Estás en una reunión? Lo ideal es que saques este tipo de afiche y se lo muestres a tus clientes potenciales. Resulta ser muy útil para que puedas informar a tu target sobre qué trata tu negocio y qué ofreces. La idea es que puedas compartir información. Es como si fuese una publicidad de tipo informativa.

Y aquí viene la mejor parte, ¿cómo hacer un brochure para tu empresa? Pues, debes de contar con un buen diseñador. Se guarda en un PDF toda la información que luego desees mostrar. ¿Qué tipo de datos colocar? Para empezar, los generales, tales como: los de contacto, el rubro de tu organización, los productos o servicios que ofreces, el texto descriptivo de tu empresa, el logotipo y la foto.

El brochure puede ser tanto físico como digital. Este último, en PDF se los puedes enviar a tus clientes vía correo. No tienes que invertir mucho.

A continuación, algunos puntos fundamentales para que puedas lograr un buen impacto con la información pertinente en el brochure para tu empresa:

Destacar una imagen más un mensaje inicial

De esto se trata la primera parte del brochure para tu empresa. La idea es que, se coloque un mensaje que sea breve, pero que a su vez sea representativo junto a una foto o imagen. ¿Qué debe de representar el texto? Pues, los valores de tu empresa. Debe de ser esa palanca que impulse al lector a seguir leyendo el brochure. Por favor, eso sí, no coloques en éstas líneas el
nombre del servicio o producto. Sí, más bien que incluyan dos o tres palabras que resuman los valores y beneficios de tu organización.

La idea principal del brochure

Se trata acerca de un texto tipo resumen dentro del brochure para tu empresa. La idea es que tu cliente pueda ir conociendo cada vez más a tu empresa. En esta etapa, ideal es que tu nicho de mercado se sienta confortable con tu organización junto a lo que ofreces. ¿Extensión? No muy largo, además, lo puedes acompañar con más imágenes o símbolos, lo cual hace que la lectura sea más amigable. A medida que vaya leyendo más, tu cliente potencial se puede convertir en uno, pero real. Informando acerca de tus servicios
En esta sección, el brochure para tu empresa, debe de ser más específico y señalar lo que hace tu negocio. Explicar lo que haces. Así tu cliente potencial va conociendo más a fondo a qué se dedica tu organización.

Señalando los puntos fuertes

La idea es impactar al lector a través del brochure para tu empresa señalando los siguientes puntos: tus logros empresariales, acciones destacadas, los elementos que realizas para sobresalir de tu competencia, entre otros aspectos. ¿Menciones? Certificaciones, avales, etc.

Hablando de beneficios

La idea es que señales el por qué deben de elegir a tu negocio a través del brochure para tu empresa, más que el qué. Se trata de señalar los beneficios que brindas como negocio, los cuales van muy por encima de tu competencia.

Adquiriendo tus productos o servicios

¿Qué ocurre en esta sección del brochure para tu empresa? Pues, vas instruyendo a tu cliente. ¿Sobre? La forma de comprar o solicitar lo que como empresa ofreces, sin muchos rodeos.

La parte visual

Si el brochure es puro texto, entonces tu cliente potencial se va a aburrir y lo va a dejar de lado. No lo va seguir leyendo. El punto es que sea visualmente atractivo. Esto permite descansar la vista. ¿Cómo deben de ser? Deben de reflejar lo que es la empresa.

Y a todo esto, ¿el diseño del brochure?

¡Es esencial! ¿Por qué? Porque, esto genera una lectura no sólo completa, sino más agradable. Eso sí, todo el diseño tiene que estar relacionado con cada contenido y cada sección del brochure. Todo debe ser muy profesional. ¿Elementos importantes del brochure para tu empresa? Sus colores, sus formas, su estructura en general del folleto, entre otros factores. En conclusión, tu retina debe de endulzarse con lo que ve. ¡No se diga más!

Redactora. Patricia Carbajal

Si te gustó compártelo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn